Humor en TV: La falta de nuevas apuestas y el regreso de los clásicos

“Minas al poder” y “Kamaleón” han sido algunas de las escasas ofertas del género, y que no tuvieron los resultados esperados. Mejor le ha ido a la reposición de programas antiguos.

El año comenzó con un buen augurio para el humor. El éxito de algunos comediantes sobre el escenario de la Quinta Vergara parecía ser una buena señal para las apuestas del género en la pantalla. Pero finalmente fueron solo dos los nuevos espacios que debutaron en la TV y que no tuvieron tan buenos resultados. Solamente el bloque “El muro”, del programa “Morandé con compañía”, de Mega, se ha mantenido estable. Sin embargo, 2016 estuvo marcado por algunos programas antiguos con recordados protagonistas de la comedia.

La TV local tiene un historial exitoso de humor. Entre los programas más emblemáticos están “La Manivela”, la serie “Juani en sociedad”, los programas “Medio Mundo”, “De chincol a jote” y “El desjueves”, además de los diversos sketches de “Sábados Gigantes” y “El festival de la una” y, más recientemente, “El club de la comedia”.

El “Jappening con Ja”, una de las producciones cómicas más recordadas de la pantalla local, regresó en noviembre pasado a TVN como “ReJappening”. El bloque, emitido los fines de semana, a las 19:30 horas, promedió hasta el domingo pasado 5,5 puntos de rating.

Según Fernando Alarcón, uno de los creadores y parte del elenco histórico del “Jappening…”, el regreso del programa responde a la búsqueda de espectadores mayores. “Se dieron cuenta de que el público que los ve es de la tercera edad”, dice. Según datos de la señal, la mayor audiencia la tienen personas sobre los 65 años, seguidas por hombres de entre 35 a 64 años. Alarcón sostiene que hay desencuentros entre algunos programas y sus audiencias. Destaca el caso de “Minas al poder”, que estaba orientado a gente más joven, pero que para el comediante “ellos no son los que ven tele”.

“Lo único que se mantiene hoy en día es ‘El muro’, porque mezcla lo antiguo con lo nuevo: tiene elementos de las revistas picarescas, como el Bim Bam Bum o el Burlesque”, resalta.

Durante el primer semestre también se estrenaron otros espacios, como “45 años de un Coco” y “Más Gordillo que Dino”, con promedios de 10,4 y 6,4 puntos, respectivamente. “Nos dijeron que querían volver a ese humor más familiar que ahora ya no está”, comenta Gordillo, quien cree que cada vez hay menos variedad en la TV. Su crítica es a los canales que han optado por integrar más ficciones internacionales que espacios propios. “No quieren arriesgarse con nuevos proyectos, porque otras cosas salen más baratas”, agrega.

Situación actual

Dos nuevos espacios no tuvieron el éxito esperado. “Kamaleón” (TVN), el programa de Stefan Kramer, logró promediar solo 10,1 puntos de rating en sus ocho episodios. Otro de los casos es el de “Minas al poder” (CHV), el estelar de humor femenino, que alcanzó a emitir ocho episodios antes de salir del aire, con un promedio de 7,4 puntos. El humorista Rodrigo González, que trabajó en la producción, desertó del proyecto porque pensó que grabar comedia de contingencia meses antes de emitirla no tenía sentido.

“Si hubiese sido en vivo, habría enganchado. El director peleó para que así fuera, pero los ejecutivos no quisieron”, comenta él, y luego añade: “‘El Muro’ es el único bloque actual de humor. Las otras apuestas no funcionaron en rating, aunque sean buenos artistas”, plantea González.

Daniel “Bombo” Fica afirma que los humoristas ya no saben con certeza qué quiere la gente. “El público está cansado del stand up, pero porque es muy monotemático. En ‘Minas al poder’ las protagonistas eran talentosas, pero el formato está agotado. La mejor manera de medir público es en eventos o en vivo. Kramer no tuvo suerte, porque tiene talento para imitar, pero su texto no era atractivo”.

Valerio Fuenzalida, profesor de la Facultad de Comunicaciones de la UC, se refiere a la situación del humor en TV. “El humor clásico sigue siendo atractivo por ser el Coco, Dino y el ‘Jappening’, pero es porque son conocidos. Según estudios de audiencia, saben hacer humor masivo y familiar”, dice el especialista.

Sobre el fenómeno del stand up en televisión, afirma que hay un factor que desfavorece: emitir un programa grabado. “Es más difícil, porque estás contando un chiste detrás de otro. También es muy difícil enganchar al público con bromas grabadas hace meses. Los que más llaman al público son en vivo, porque ahí se da la interacción y verdadera improvisación”.

Al igual que los humoristas, el académico opina que el único bloque de humor que pretende rescatar eso es “El Muro”, de “Morandé…”. “Antes había muy buenos humoristas, con rapidez y agilidad mental. Eso ha sido lo que intenta representar o reproducir Morandé en TV. Este tipo de fiesta que ocurría en los teatros de variedades, con canto y mucho chiste. Ha recuperado este formato popular y lo adaptó a la TV. Hay quienes lo encuentran agresivo en su humor, pero están los que lo ven con recuerdo, nostalgia y agrado”.

 

Fuente:

Resultado de imagen para logo el mercurio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s